Embarazo

9 semanas de embarazo, síntomas y ejercicios para la madre

Como hemos visto la semana anterior, durante la novena semana de embarazo el embrión no deja de desarrollarse a un ritmo vertiginoso, en apenas dos centímetros de tamaño, encontramos un organismo sumamente desarrollado en el que se van conformando lo que serán los principales órganos del ser humano y además ya empezaba a tener un rostro más definido.

Seguramente a estas alturas, al legar a las 9 semanas de embarazo, y tras haber realizado tu primera visita al ginecólogo, ya te hayas hecho plenamente a la idea de que estás embarazada y una gran sensación de alegría alterne con otra de difuso temor por el hecho de traer una nueva vida al mundo con todas las implicaciones que acarrea.

Ya empiezas seguramente a plantearte el hecho de contar la noticia a las personas que te rodean y seguramente tengas muchas ganas de que por un lado el tiempo pase muy deprisa para poder tenerlo en tus brazos, tranquila esto es una carrera de fondo en la que aprenderás a disfrutar de la experiencia de llevar a un pequeño ser en tu interior.

Los cambios de la madre durante a las 9 semanas de embarazo

Aunque lo más probable es que externamente nadie note aún el hecho de que estás embarazada, porque la barriga apenas ha crecido o lo ha hecho muy poco, seguramente tu misma si que ya empieces a notarlo, pues una ligera presión ya empieza a ejercer fuerza en el interior de tu vientre.

Además, puedes sentir una sensación de hinchazón en la zona abdominal, e incluso puedes liberar gases de manera incontrolada en forma de flatulencias, esto es debido a que las hormonas están produciendo una ralentización en tu sistema digestivo.

La manera de atenuar este síntoma es no comer mucho de golpe, es mucho más aconsejable comer más a menudo en menor cantidad, prueba por ejemplo a hacer cinco o seis comidas al día de menor cantidad.

Otra consecuencia que seguirá seguramente causándote la explosión de hormonas es la de los cambios bruscos de humor y la sensación de sensibilidad que puede hacerte pasar en un momento de la alegría al llanto.

Cambios en la sensibilidad a los olores

También puede continuar la especial sensibilidad hacia los olores, que recibe el nombre de hiperosmia, causada por el aumento de la progesterona, es probable que ahora resulten demasiado fuertes e incluso desagradables, olores que antes pasaban inadvertidos o incluso resultaban agradables.

Esta sensibilidad especial a los olores suele remitir tras el primer trimestre de embarazo y en ocasiones vuelve a manifestarse hacia el final del mismo, algunos científicos han estudiado el tema y mantienen la teoría de que este aumento de la sensibilidad ante olores especialmente desagradables se puede deber a un instinto de protección de la madre ante sustancias que podrían afectar al desarrollo del futuro bebé.

Quizás esto esté relacionado también con el aumento de la sensación de náuseas y vómitos.

Por otro lado, los cambios en el pecho durante la novena semana de embarazo se hacen cada vez más patentes, estos aumentan de tamaño y se hacen más sensibles, la aureola se oscurece y puedes sentir sensaciones de calor y de hormigueo. Las venas serán mucho más visibles, recuerda que se están preparando para ser la fuente de alimento de tu futuro bebé.

Las buenas noticias son que los síntomas de las náuseas matutinas y los dolores en el vientre deberían comenzar ya a remitir. Es probable que tras la primera consulta tu ginecólogo ya te haya dado una fecha aproximada para el parto, no olvides que puedes consultarle cualquier duda que te surja y que debes acudir a él ante cualquier anomalía.

Los cambios en el bebé a las 9 semanas de embarazo

A lo largo de la novena semana el embrión se sigue desarrollando, su tamaño oscila entre los 2 y los 3 centímetros y su peso estará en torno a los 40 gramos, definitivamente va adoptando una forma más antropomorfa, reduciéndose mucho la desproporción entre la cabeza y el resto del cuerpo.

En cuanto al rostro, los párpados se han desarrollado por completo, permitiéndole tener los ojos cerrados, de hecho tardará aún unos meses en poder abrirlos (aproximadamente hacia el octavo mes de gestación).

Poco a poco los ojos van situándose en la parte de la cabeza que les corresponde. La nariz, la boca y también las orejas ya han terminado de formarse, puedes decir que tu hijo ya tiene rostro.

A través de una prueba de ultrasonido ya es posible escuchar a su pequeño corazón trabajar, y lo hace a un ritmo muy rápido, entre 160 y 170 pulsaciones por minuto,  pues aunque aún no está formado del todo tiene que surtir se sangre a todo su cuerpecito.

También comienzan a realizar sus funciones el resto de los órganos internos como los riñones, el hígado y el páncreas. Así mismo los sistemas nervioso y muscular continúan su desarrollo

La semana pasada comenzaron a formarse las articulaciones en sus extremidades, y también sus incipientes deditos, gracias a que también se han completado las conexiones neuronales ahora comenzará a moverse con entera libertad por el útero de la madre y a flexionar sus brazos y piernas.

Los órganos sexuales siguen su desarrollo, pero aún esta semana no podemos distinguirlos. A partir de ahora el crecimiento será mucho más rápido y empezarás a notarlo con mucha más facilidad.

Cuídate en la novena semana de embarazo y hasta el final del embarazo

Recuerda que el embarazo es una condición natural de la mujer, no una enfermedad, aún así debemos cuidarnos y procurar un estado de salud óptimo, que nos facilitará adaptarnos mucho más fácil a nuestra nueva condición de embarazadas y que además ayudará a que nuestro futuro bebé se desarrolle con normalidad.

Este es un buen momento para comenzar a investigar sobre todo aquello que necesitaremos cuando el bebé haya nacido y cómo podremos cumplir con sus necesidades básicas.

Recuerda que hablar con tu pareja de todos los cambios y sensaciones que te está trayendo esta experiencia hará que os sintáis mucho más unidos y podáis disfrutar mucho más juntos de todo el proceso. Seguramente él también esté muy ilusionado y también nervioso y deseoso de poder coger a su hijo en brazos. La naturaleza sigue su curso y cada vez ese momento esperado está más cercano.

Muchos ánimos durante la novena semana de embarazo y nos vemos en la siguiente semana del embarazo.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”
MOSTRAR FUENTE

Return back to Embarazo

Return back to Home

5 Alimentos que DESTRUYEN la Grasa Abdominal (y 2 Alimentos que hay que DEJAR de Comer)
×
Regalanos Un Me gusta
¡Lo apreciamos!
No Thanks
×
¿Te gustó?
Compartelo en Facebook
No Thanks