Embarazo

8 semanas de embarazo y los principales síntomas

La octava semana de embarazo ya ha llegado y son unos días importantes.

Síntomas de la madre a las 8 semanas de embarazo

Por fin llegamos al segundo mes de gestación, hemos llegado a las 8 semanas de embarazo, a estas alturas seguro que ya tienes claro que estás embarazada y quizás empieces a hacerte un montón de preguntas con respecto al crecimiento, la salud e incluso puede que el sexo del bebé.

Tranquila, es pronto aún os queda un largo camino por delante.

Seguramente ya has hablado con tu pareja y estáis los dos ilusionados, si no lo has hecho ya es el momento justo de acudir a ginecólogo, como aún no se nota apenas el embarazo puedes retrasar un poco más, si es eso lo que deseas, el contárselo a tu familia, aunque habrá quien ya lo haya gritado a los cuatro vientos.

A lo largo de esta semana tu útero seguirá creciendo, aunque aún es pronto para que se note la típica barriguita de embarazada, sí que es más que posible que empieces a notar que la ropa no te queda tan holgada, especialmente en la cintura.

Es probable que sientas pinchazos o dolores en la zona abdominal, parecidos a los que se siente cuando se tiene la regla, no debes asustarte, esto es debido a que los ligamentos del útero están sufriendo un proceso de estiramiento.

Resto de síntomas menos importantes

El resto de la sintomatología durante la octava semana de embarazo no variará especialmente con respecto a la de las semanas previas, el cansancio, los vómitos o náuseas, especialmente matutinos, una especial sensibilidad en los pechos, ganas de orinar cada poco tiempo, algunas mujeres sufren incluso cefaleas.

Irritabilidad, cambios bruscos de humor que incluyen ganas de llorar…note agobies el aumento de hormonas es el responsable de todo esto y pronto regresarás a la normalidad.

Una cosa importante que debes tener en cuenta es que durante el primer trimestre del embarazo es cuando más probabilidades existen de sufrir un aborto espontáneo, por eso si notas que tienes mucha fiebre, un dolor abdominal intenso, un sangrado vaginal fuerte y sobre todo si ya has tenido algún aborto previo, no dudes en acudir cuanto antes a tu ginecólogo.

Además es probable que sufras calambres en las piernas, especialmente hacia las últimas horas del día

La primera visita al ginecólogo en la octava semana de embarazo

Como ya hemos indicado, si no lo has hecho ya este es el momento preciso para realizar tu primera visita al ginecólogo, no debes estar nerviosa el procedimiento será sencillo y él mismo puede darte instrucciones y consejos sobre nutrición, ejercicio y suplementos para que tu embarazo transcurra con absoluta normalidad.

Es muy probable que te recomiende un suplemento alimenticio que aporte los nutrientes que precisa tu bebé para desarrollarse, como el ácido fólico, calcio, vitaminas etc.

Además, en la primera visita te pesará y valorará el peso que es adecuado que vayas ganando en cada etapa del embarazo (la media viene a estar en ganar entre 12 y 14 kilos a lo largo de todo el embarazo), aunque lo cierto es que durante el primer trimestre no se suele ganar mucho peso. También llevará un control de tu presión arterial.

Primera ecografía en la octava semana

Es también el momento de realizar la primera ecografía por vía abdominal, por lo general son en 2D, pero con el adelanto de las nuevas tecnologías se empiezan a realizar ecografías en 3D y 4D, en las que puedes ver a tu bebé en color y de manera tridimensional.

Para hacer la ecografía tienes que estar tumbada y verás la imagen de tu bebé en una pequeña pantalla. Los profesionales sabrán con ella si todo va bien en cuanto a tamaño y desarrollo, en esta primera ecografía ya se aprecia el movimiento embrionario y el latido del pequeño corazón.

A partir de ahora realizarás visitas periódicas a tu ginecólogo cada cuatro o seis semanas para comprobar que todo marcha correctamente.

El desarrollo del bebé a las 8 semanas de embarazo

Puede que esta semana el tamaño del embrión llegue a los 2 centímetros, debería oscilar entre los 13 y los 20 milímetros y su peso rondará los 3 gramos. Pero aunque sea un ser casi diminuto ya presenta una complicación muy elevada en cuanto a desarrollo. De hecho ya va pareciéndose mucho más a un ser humano.

El cerebro que comenzó a formarse la semana anterior sigue desarrollándose a sí como el hígado y también los pulmones. Si la semana pasada hablábamos de la formación de un pequeño bronquio primitivo, esta semana ya comienza a evolucionar en un árbol bronquial.

Internamente también empiezan a desarrollarse los órganos sexuales, pero como aún no se proyectan al exterior no es posible aún definir el sexo del bebé.

Por otro lado al llegar a las 8 semanas de embarazo empiezan a formarse los párpados y la retina de los ojos, que se encuentra aún muy separados también empiezan a definirse la nariz, el labio superior y las orejas, conformando pues un incipiente rostro.

Con respecto a los intestinos esta semana se da un fenómeno curioso, es la llamada hernia umbilical fisiológica, que se produce por el rápido crecimiento de los intestinos.

El cuerpo no es capaz de colocar los intestinos al no disponer de espacio, ya que también el hígado se está desarrollando muy deprisa, con lo que la solución pasa por proyectar parte de los intestinos hacia el cordón umbilical.

Hacia la semana 12 de embarazo la hernia se soluciona pues los intestinos ya pueden ocupar su espacio definitivo.

Paso de embrión a feto

A estas alturas de embarazo aún hablamos de “embrión” pero en tan solo dos semanas la evolución será tan grande que pasaremos a denominarlo feto.

Como ves los cambios en tu futuro hijo se están produciendo a un ritmo vertiginoso, además de llevar una alimentación equilibrada es muy importante que te plantees realizar al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico al día, caminar, bailar, hacer yoga… esto te ayudará a descansar mejor por la noche, mejorará tu circulación sanguínea ayudándote a prevenir la aparición de varices, evitará que aumentes demasiado de peso y controlará tu tono muscular.

Recuerda que cuanto más te cuides tu más fácil es que el desarrollo de tu bebé no sufra complicaciones. Muchos ánimos durante la octava semana de embarazo y nos vemos. Cuídate mucho y seguimos acercándonos al momento tan esperado.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”
MOSTRAR FUENTE

Return back to Embarazo

Return back to Home

5 Alimentos que DESTRUYEN la Grasa Abdominal (y 2 Alimentos que hay que DEJAR de Comer)
×
Regalanos Un Me gusta
¡Lo apreciamos!
No Thanks
×
¿Te gustó?
Compartelo en Facebook
No Thanks