Embarazo

13 semanas de embarazo y los principales síntomas de la madre

Vamos con las 13 semanas de embarazo y los síntomas que hay tanto en el bebé como en la madre:

Cambios en el bebé a las 13 semanas de embarazo

Durante la semana 13, se producen cambios significativos tanto en el bebé como en la madre. Se podría decir que a partir de esta semana ya estarás en el segundo trimestre del embarazo, y esto es algo muy importante que sin duda se debe celebrar.

Es digno de celebrar porque los momentos críticos del embarazo ya han pasado. Cuando se entra en el segundo trimestre, las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo son mucho menores que en el primer trimestre. Además, el bebé, tal y como se mencionará más adelante, ya estará formado casi por completo. Todo ello, te proporcionará una tranquilidad más que reconfortante.

En cuanto al tamaño y al peso del feto, en esta semana ya pesa aproximadamente 14 gramos y mide unos siete centímetros y medio. Es importante mencionar, que en esta semana el bebé ya está completamente formado a pesar de ser muy pequeño.

El tamaño será aproximadamente el de una judía. A partir de este momento, el crecimiento del bebé será mucho más rápido que en el primer trimestre y podrás notar día a día como va creciendo.

Sus músculos están formados y empezará a interactuar con el mundo exterior. Cuando alguien presione la tripa de la madre, el bebé podrá notarlo y moverse para responder a esta presión.

En cuanto a los reflejos, a las 13 semanas de embarazo empezará a desarrollar el reflejo de succión que tiene como objetivo que el bebé busque el pezón cuando nazca. Gracias a este reflejo podrá sobrevivir en el mundo cuando se produzca el nacimiento. Es importante mencionar que este es uno de los reflejos más importantes en el desarrollo del feto.

Rasgos y proporciones del futuro bebé

Es importante destacar también, que a pesar de que en las semanas anteriores la cabeza del feto estaba muy desproporcionada respecto al resto del cuerpo, en esta semana esta diferencia ya no es tan notable.

La cabeza seguirá siendo un poco desproporcionada respecto al resto del cuerpo, pero ya no será tan evidente. El bebé se va proporcionando y tomando el aspecto que tendrá una vez que haya nacido.

A las 13 semanas de embarazo también van tomando forma los rasgos del bebé. Los ojos se aproximarán (anteriormente estaban separados), las orejas se colocarán en su sitio, la boca se definirá por completo, etc. Además, se debe tener en cuenta que los genitales serán visibles y se podrá distinguir si es niño o niña sin ningún tipo de dificultad.

Por lo tanto, en el caso de que en las semanas anteriores no se haya podido averiguar el sexo del bebé, a partir de esta semana será muy evidente y no habrá grandes dificultades para poder descubrirlo.

En el caso de que el bebé sea una niña, en esta semana ya tendrá unos dos millones de óvulos que tras el nacimiento se reducirán a un millón.

Cambios en la madre en la semana 13 de embarazo

Como ya se ha mencionado, las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo disminuyen y por lo tanto podrás estar más tranquila que en el primer trimestre. Además, a estas alturas las náuseas suelen desaparecer en la mayoría de las mujeres. Por todo ello, entrarás en un periodo de tranquilidad y de bienestar.

Dejarás de estar tan cansada y empezarás a tener ganas de realizar actividades placenteras. Se podría decir, que las mujeres en este trimestre están llenas de energía. Podrás realizar todo tipo de planes y mantenerte activa, siempre que el médico no te haya comunicado lo contrario.

El aumento de peso es más que notorio ya que probablemente hayas ganado unos dos kilos y medio. Necesitarás utilizar ropa adecuada para tu estado, esto hará que tengas que comprar ropa nueva que se adapte a tu nueva condición.

Otros síntomas normales de las 13 semanas de embarazo

Seguirás acumulando líquidos, por ello, es probable que tengas los pies, los tobillos y las piernas hinchadas. Estos cambios podrán ser pasajeros ya que llevando una buena alipropiedades-y-beneficios-para-nuestra-salud.html">mentación y reduciendo el consumo de sal podrás reducir la acumulación de líquidos.

En el caso de que con la dieta no puedas controlarlo, te recomendamos que acudas a tu médico con el objetivo de que te oriente en este tema.

En esta semana, también se producen muchos cambios en el pecho de la mujer. El pecho se prepara para ejercer de lactante. Por ello, los pechos se hincharán y los pezones y las aureolas aumentarán como respuesta a el mayor flujo sanguíneo que correrá por las venas, a partir de esta semana de embarazo.

Está claro que durante todo el embarazo se producen cambios hormonales significativos. Este desequilibrio hormonal podrá hacer que estés más sensible o susceptible durante estos días y puede durar hasta que el embarazo se lleve a término.

Además, el desequilibrio hormonal puede también tener consecuencias físicas ya que puedes desarrollar una menor capacidad ocular, que se restablecerá por completo una vez que hayas dado a luz.

Pruebas diagnósticas y exámenes médicos

En esta semana, de la misma manera que en las semanas anteriores, la madre puede tener que pasar por diferentes pruebas diagnósticas y exámenes médicos. A continuación, se detallan.

  • Ecografía de la semana 13. En esta semana es probable que te realicen una ecografía y que en ella puedas ver al bebé de una manera totalmente diferenciada. Podrás ver sus ojos, las orejas, la boca, etc.
  • Vacuna contra la gripe. A partir de esta semana podrás vacunarte contra la gripe si es época de hacerlo. Antes de esta semana se desaconseja totalmente administrar la vacuna a las mujeres embarazadas ya que en el primer trimestre es cuando se forman los principales órganos del bebé y la vacuna podría interferir negativamente en ello. Sin embargo, a partir de esta semana podrás ponerte la vacuna sin ningún tipo de problema, es más, los ginecólogos recomiendan ponérsela.

Por todo ello, se podría decir que esta es una semana de tranquilidad. Después de finalizarse el primer semestre, la madre podrá estar más tranquila porque las probabilidades de aborto espontáneo han disminuido significativamente. El bebé empezará a desarrollar distintos reflejos que le servirán para sobrevivir cuando nazca. A las 13 semanas de embarazo, sin duda, llega el momento de una de las mejores semanas del embarazo.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”
MOSTRAR FUENTE

Return back to Embarazo

Return back to Home

5 Alimentos que DESTRUYEN la Grasa Abdominal (y 2 Alimentos que hay que DEJAR de Comer)
×
Regalanos Un Me gusta
¡Lo apreciamos!
No Thanks
×
¿Te gustó?
Compartelo en Facebook
No Thanks