Embarazo

11 semanas de embarazo y sus principales síntomas

Afrontamos el periodo de las 11 semanas de embarazo, donde la naturaleza del bebé comienza a progresar de forma más espectacular.

Cambios en el bebé a las 11 semanas de embarazo

En esta semana el feto sigue creciendo, ha pasado de pesar entre 5 y 6 gramos y medir entre 3 y 4 centímetros, a pesar entre 8 y 9 gramos y medir entre 4 y 6 centímetros. A partir de esta semana los cambios físicos serán cada vez más significativos y se podrán apreciar a través de las ecografías.

Los órganos ya se habían formado en las semanas anteriores, pero en esta semana siguen desarrollándose y evolucionando constantemente, aunque algunos más rápido que otros.

El bebé sigue tragando líquido amniótico con el objetivo de preparar para el nacimiento todos los órganos implicados en la alipropiedades-y-beneficios-para-nuestra-salud.html">mentación. Además, los riñones empiezan a producir orina. Esto último es muy importante ya que la orina es el componente principal del líquido amniótico y producirla garantiza su existencia.

En las primeras semanas el líquido amniótico estaba formado por filtraciones, pero ahora esa cantidad de líquido es insuficiente y la producción de orina es imprescindible para un desarrollo normal.

Recordemos que el líquido amniótico es necesario para proteger al feto ante golpes y para garantizar una temperatura constante en el saco amniótico.

Los órganos del bebé se desarrollan

Al llegar a las 11 semanas de embarazo la cabeza sigue siendo desproporcionada si la comparamos con el cuerpo, pero en esta semana el cuerpo se va alargando. Esto hace que el feto parezca más proporcionado que en las semanas anteriores.

Asimismo, se empieza a formar la barbilla y el cuello a medida que el cuerpo se va alargando. Sus órganos sexuales empiezan a crecer, sin embargo, todavía es pronto para poder saber el sexo del bebé mediante una ecografía.

Aun así, en el caso de ser un varón los testículos empiezan a generar testosterona. Esta hormona masculina es indispensable para dotar al feto de rasgos masculinos.

Debido a su fina y transparente piel se pueden ver a través de ella los vasos sanguíneos recorriendo el cuerpo del bebé. Además, comienza a desarrollarse el diafragma y esto es una buena señal porque significa que el bebé se está preparando para respirar.

Debido a la formación de este músculo, el feto podrá tener hipo, aunque la madre no sea capaz de notar este hipo hasta que el bebé no tenga más semanas de edad.

En cuanto al sistema nervioso, empiezan a aparecer los primeros reflejos del bebé. Los reflejos son respuestas automáticas desencadenadas por estímulos y su aparición indica que el sistema nervioso se desarrolla correctamente

En esta semana aparece el reflejo de patelar o rotuliano, este hace que cuando el bebé toca las paredes del útero produzca un movimiento espasmódico con sus extremidades inferiores. Es aquí cuando la madre puede empezar a notar los primeros signos de movimiento del bebé.

Cambios en la madre

A nivel físico esta semana es mucho más tranquila para la madre que la semana anterior. Normalmente las náuseas empiezan a desaparecer, aunque en algunas mujeres puede tardar un poco más. Comienza a aparecer hinchazón y pesadez de piernas además de calambres.

Esto ocurre porque a las 11 semanas de embarazo el útero ocupa mucho espacio y comprime las venas que retornan la sangre de las piernas al corazón. Continúa la sialorrea, o la salivación excesiva, y el olfato se agudiza como respuesta al aumento de hormonas. Además, la saliva puede tener un sabor a metal.

Algunas mujeres notan caída de pelo o debilidad en la piel y en las uñas, aunque otras notan todo lo contrario. Esto es debido a todos los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer. Aun así, una vez que el bebé nazca y los niveles hormonales se regulen volverá a ser como antes del embarazo.

En este periodo el peso podría haber aumentado hasta dos kilos y medio.

Puede aparecer cansancio extremo o molestias gástricas como acidez, gases y/o estreñimiento. Normalmente todo ello se puede solucionar con una dieta sana rica en alimentos naturales e integrales. Además, los médicos recomiendan beber mucha agua y hacer ejercicio moderado en esta semana del embarazo.

A nivel emocional las dudas, las inquietudes y las preguntas siguen surgiendo por eso es recomendable seguir apuntándolas para preguntárselas al médico.

Pruebas diagnósticas y exámenes médicos

En este periodo se continúan realizando numerosas pruebas médicas.  A continuación, se detallan las principales.

  • Ecografía. En la ecografía de la semana 11 se puede hacer una estimación bastante exacta de la edad gestacional. Esto es debido a que se pueden realizar tres medidas muy importantes: la del diámetro del cráneo, la longitud del fémur y la circunferencia abdominal. Además, podrán verse malformaciones embrionarias. Por todo ello se podría decir que esta ecografía es decisiva en muchos sentidos.
  • Test de detección de AND fetal en sangre materna. Este test se hace con el objetivo de detectar anomalías genéticas en el bebé, tales como: síndrome de Down, síndrome de Patau o síndrome de Edwards.
  • Análisis de sangre y orina. Se realiza uno por cada trimestre y en el caso de que en la semana 10 no te lo hicieran se te realizarán en la semana 11 con el objetivo de detectar proteínas y bacterias en la orina, y con el fin de obtener información sobre el grupo sanguíneo, presencia de anticuerpos de hepatitis o VIH, nivel de hemoglobina, nivel de glucemia, etc. en la sangre.
  • Presión arterial. A las 11 semanas de embarazo se sigue controlando la presión arterial de la mujer con el objetivo de detectar una posible preeclampsia. Esto podría ser señal de que algunos de los órganos de la mujer no funcionan correctamente.
  • Control de peso. Se sigue controlando que el peso de la madre es correcto ya que si es demasiado bajo o demasiado alto serán necesarios controles adicionales.

Como hemos podido ver esta semana es muy interesante ya que la madre puede notar los primeros movimientos del bebé. Además, es decisiva a nivel médico ya que se pueden empezar a detectar anomalías en el caso de que las haya.

La mujer sigue experimentando cambios en el cuerpo al legar a las 11 semanas de embarazo y algunos puede producir sensación de agobio, pero hay que empezar a asumir que nuestro cuerpo cambiará significativamente en los próximos meses.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”
MOSTRAR FUENTE

Return back to Embarazo

Return back to Home

5 Alimentos que DESTRUYEN la Grasa Abdominal (y 2 Alimentos que hay que DEJAR de Comer)
×
Regalanos Un Me gusta
¡Lo apreciamos!
No Thanks
×
¿Te gustó?
Compartelo en Facebook
No Thanks